EXPEDIENTE DE CONSTRUCCIÓN DE DOS CHIQUEROS EN LOS TORILES DE LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO.

 

El 24/09/1912 se aprueba el pliego de condiciones técnicas de las obras de construcción de dos chiqueros o “corralitos” con el fin de poder separar las reses bravas dentro de los toriles. Actualmente, el edificio forma parte de las instalaciones municipales del Ayuntamiento.

 

Dicho documento recoge las características técnicas necesarias para para llevar a cabo las obras de construcción. Entre algunas de ellas, cabe destacar la altura de las paredes (2 metros de alto x 0,60 de ancho) que debían hacerse con arreglo al arte de la mampostería en seco y con llaves encobijadas que abrazasen el grueso de las tapias, todo ello conforme a lo establecido por la Alcaldía, en cuanto a la dirección y replanteo de las obras.

 

El arranque y acarreo de la piedra, debía llevarse a cabo por cuenta del contratista y se indica que se dejarían dos huecos para colocar unas puertas, con un dintel en la parte superior.

 

El precio de salida se fijó en 160 pesetas, aunque se admitía la proporción más ventajosa. Tras varias pujas, la subasta fue adjudicada a Don Florencio González y González por un importe de 120 pesetas, como postor más ventajoso.

 

También se señala como plazo para la finalización de las obras, el 4 de octubre de 1912. Es probable que se fijara este plazo, para que la obra pudiera estar debidamente terminada y se pudiera dar uso de los corrales durante las Fiestas Patronales de ese mismo año.