EXPEDIENTE DE LAS OBRAS DE DERRIBO Y CONSTRUCCIÓN DE LA TORRE DEL RELOJ DEL AYUNTAMIENTO

 

En el mes de julio de 1906, se va a reunir la comisión del Ayuntamiento de Moralzarzal, compuesta por el Señor Alcalde-Presidente, Don Ángel González Mazarías, Don Alfredo Somacarrera Gómez (Regidor Síndico), Don Vicente Pérez Egido y Don Tomás Bermejo y Carrasco, vecinos de esta Villa (carpintero y albañil respectivamente), para llevar a cabo el contrato de las obras de derribo y construcción de la torre del reloj del Municipio.

 

Los contratistas se obligaron a verificar, ante este Ayuntamiento, las obras en un precio total de 640 pesetas.

 

El pliego de condiciones recoge algunas de las principales obras que se van a acometer:

 

Por amenaza de ruina inminente, se decide derribar el torreón desde la esfera hacia arriba de la cara norte o principal y de las paredes salientes, mediodía y poniente, apeando previamente el campanario del reloj.

 

Se construirían de nuevo las tapias derribadas previamente, formando una armadura con tabique de a medio pie y señalan que dicha construcción debía llevarse a cabo de forma segura con “arreglo a arte”.

 

También debían dejar colocado el campanario y de forma que la campana queda a cubierto y estancada para evitar que pudiera introducirse las aguas. Y, por último, se establecía la condición que sería por cuenta del contratista, todos los materiales necesarios para la ejecución de la obra y el Ayuntamiento, solo suministraría los materiales para la cubierta de la torre, como era el cobre y las tejas.