EL TRANSPORTE EN MORALZARZAL A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

 

En 1903, se va a proceder a la subasta el arrendamiento del servicio de viajeros desde la Estación de Villalba hasta Manzanares El Real y viceversa, con parada en Moralzarzal y Cerceda.

 

En el pliego de condiciones se va a estipular una cláusula por la cual, se debía indemnizar al contratista por el perjuicio ocasionado por la escasez de viajeros durante el invierno y el Ayuntamiento debía subvencionarle con una peseta diaria por todo el año.

 

El arrendatario pondría por su cuenta el coche y/o caballerías que fueran de buena condición para la comodidad y seguridad del viajero, haciendo dos viajes diarios de ida y vuelta en combinación con las horas de los trenes de la línea del Norte:

 

  • Salida de Moralzarzal a 05:30 horas para tomar el  tren de Villalba a las 06:45 horas.
  • Salida de Villalba 10:00 horas.
  • Salida de Moralzarzal a 15:30 horas para tomar el tren de Villalba a las 17:00 horas.
  • Salida de Villalba 18:30 horas.

 

Se fijó un precio por trayecto de 0,25 pesetas y de Cerceda a Manzanares el Real, de 0,50 pesetas. Los niños, hasta los tres años, no pagaban billete y de los tres a los siete años, a la mitad del precio que se fijara para los adultos.

 

También se va a estipular unas tarifas para el equipaje:

  • Hasta 15 kg. gratis
  • De 15 kg. a 40 kg. – 0,25 pesetas.
  • De 40 kg. a 75 kg. – 0,50 pesetas
  • De 75 kg. a 100 kg. (cómo máximo) – 0,75 pesetas.

 

Como curiosidad, podemos ver que en la apertura de la subasta, los licitadores ofrecieron mejoras en el servicio tales como: conducir gratis a los enfermos pobres, transportar a músicos, toreros y polvoristas para la función de Nuestra Señora del Rosario y transportar el material sanitario y botiquines, que fuera preciso en épocas de epidemia del pueblo.

 

Dicho servicio, fue adjudicado a Don Manuel del Cerro y Pardo, vecino de Collado Villalba y de profesión militar en reserva.